La Directiva 89/686/CEE del Consejo fue adoptada en el contexto del establecimiento del mercado interior para armonizar los requisitos de salud y seguridad de los equipos de protección individual en todos los Estados Miembros y eliminar las barreras al comercio.

A partir del 21 de abril de 2018 se debe aplicar el nuevo REGLAMENTO (UE) 2016/425 DEL PARLAMENTO EUROPEO Y DEL CONSEJO de 9 de marzo de 2016 relativo a los equipos de protección individual y por el que se deroga la Directiva 89/686/CEE.

Este Reglamento establece los requisitos sobre el diseño y la fabricación de los equipos de protección individual que vayan a comercializarse, para garantizar la protección de la salud y la seguridad de los usuarios y establecer las normas relativas a la libre circulación de los EPI en la Unión.

Como modificación respecto a la directiva anterior cabe destacar como novedad que se amplía el ámbito de aplicación, abracando los EPI de uso privado que protejan contra el calor.

clear